viernes, 13 de octubre de 2017

"Marilyn. Sus palabras, sus imágenes y su música" de Richard Havers y Richard Evans

 
Mi actriz favorita ha sido, es y será Marilyn Monroe desde que la descubrí hace unos años al comprar en unos grandes almacenes algunas de sus películas editadas en DVD. No es que no supiera quién era, pero estaba acostumbrada a ver sus fotos por todas partes y jamás me había parado a prestarle un poquito de atención.
 
"Niebla en el alma" fue la primera de las películas que vi. En ella Marilyn Monroe interpreta un papel muy alejado de los que la hicieron mundialmente famosa: una niñera perturbada que pasa una noche en un hotel cuidando a una niña mientras sus padres asisten a una fiesta. A partir de esa película se convirtió en mi actriz favorita y siempre estoy a la caza de libros sobre ella, de nuevas ediciones de sus películas,... Todo me vale. Incluso tengo la colección completa de maquillaje que sacó a la venta MAC hace unos años con su nombre y su imagen.
 
Así que no es de extrañar que el día que encontré este maravilloso libro se viniera conmigo. Es una biografía completa de su vida, desde su nacimiento y el origen de su familia hasta su fallecimiento. La ilustran gran cantidad de magníficas fotografías que en muchos casos ocupan las dos páginas.
 
Pero no solo son fotos de Marilyn también hay muchas otras que nos muestran cómo era Hollywood en aquella época, las situación política, la situación económica y la vida cotidiana de miles de personas que dedicaban su vida al cine.
 
Y lo que más me llamó la atención y que podéis ver en la foto porque está guardado en la portada es un CD con sus mejores veinte canciones. Es una muy buena recopilación musical que abarca sus más destacadas interpretaciones: "Anyone Can See I Love You", "Kiss" (inolvidable si habéis visto "Niágara"), "I Wanna Be Loved By You", "Let's Make Love" y "My Heart Belongs To Daddy", entre otras. A continuación una pequeña muestra:
 
 
 
"Two Little Girls from Little Rock" (Los caballeros las prefieren rubias, 1953)
 
  
 
Hace más de cincuenta años que murió y sigue presente. Ha sido galardonada con cientos de premios durante su vida y después de su muerte. Cuando la casa de subastas más famosa del mundo, Christie's de Nueva York, organizó una subasta con sus efectos personales fue llamada "La Subasta del Siglo" y los coleccionistas pagaron millones de dólares por hacerse con alguno de los objetos que le habían pertenecido. Nadie ha sido tan imitada en el mundo entero. Sus películas pueden verse hoy en día en DVD, en televisión, en canales por cable... En internet podemos encontrar miles de páginas que hablan sobre ella y es la actriz más buscada en Google por encima de todas. Se han escrito sobre ella cientos de libros y solo vivió 36 años. Insuperable.
 
 
"Si soy una estrella, ha sido el público quien me ha convertido en ella".
 
 

viernes, 6 de octubre de 2017

Lugares con encanto

A veces, de forma inesperada, nos encontramos con lugares que parecen salidos de una postal, con una belleza y una luz fuera de lo común. Lugares mágicos que podrían resultar un decorado perfecto para una película.
 
No hace mucho tiempo descubrí uno de esos sitios y hoy os lo quiero mostrar. Se trata de un restaurante de ensueño al que fui a cenar. Un lugar precioso rodeado de frondosos jardines, con un estanque y un puente que cruza sobre él. La abundante vegetación contribuye a hacer de este lugar un pequeño oasis.   
 

 
Esta es la entrada al recinto del restaurante.
 
 
 
 
Vista sobre el pequeño estanque donde hay un puente y una pérgola. En esta pérgola se celebran bodas civiles de vez en cuando.




Vista del estanque desde el puente. Al fondo se puede apreciar el aparcamiento y, por el lateral, parte de los bonitos jardines.



 


 
 

En el estanque podemos encontrar, a parte de gran cantidad de nenúfares, muchos peces y algunas tortugas. Aquí se pueden ver un par de ellas. Las pobres tortugas se pasaron la tarde-noche huyendo del acoso de los niños que correteaban por allí intentando cogerlas. Por suerte, ningún niño cayó al agua, pero cerca estuvo. 




 


Otra imagen del estanque rodeado de una verja de hierro y muchas flores de colores variados.
  
 
 

 El camino de acceso entre el aparcamiento y el jardín.
 
 
 
 
 
Y al salir del restaurante, ya noche cerrada, esta es la vista que se ofreció ante nuestros ojos. Es un lugar maravilloso en el que se respira tranquilidad y "naturaleza" por todas partes.
 
Como soy muy lista olvidé hacer fotos de los deliciosos platos que nos sirvieron y no os los puedo mostrar. Me servirá para aprender y, la próxima vez, no me pasará.
 

viernes, 29 de septiembre de 2017

Os recomiendo leer...

 
... dos novelas que he descubierto en los últimos meses y que me han gustado mucho.
 
Este verano he aprovechado los dos meses de parón en el blog para dedicar gran parte de mi tiempo libre a la lectura. Estoy contenta porque he salido de mi zona de confort leyendo algunos libros que tenía en el punto de mira desde hace meses y que nunca llegaba el momento de ponerme a leer porque prefería ir a lo seguro leyendo lo que ya sabía (o intuía) que me podía gustar más.
 
Hoy os traigo dos de esos títulos, pero en próximas entradas os recomendaré más, porque el veranito ha dado para mucho.
 
Son dos estilos de novela muy diferentes entre sí y muy alejados de lo que habitualmente suelo leer. Aun así ha resultado muy positivo el experimento de explorar nuevas sendas literarias y os prometo que voy a hacerlo más a menudo.
 
Vamos allá...
 
"¡Muuu! de David Safier.- Primera novela que leo de Safier. Me ha parecido entretenida y divertida. Está bien para leer en vacaciones que no apetece meterse en lecturas muy profundas.
 
Había leído algunas reseñas sobre otros libros de este autor, como por ejemplo de "Jesús me quiere" o "Una familia feliz", y eso me hizo decidirme. Cuando empecé a leer no me gustó nada de nada; es más, pensé: "¿Pero qué estoy leyendo?". No me atraía nada la lectura porque me parecía una fábula loca loca loca, sin pies ni cabeza. Unas sesenta o setenta páginas más tarde le pillé el tranquillo y, sí, la leí del tirón.
 
La protagonista es Lolle, una vaca alemana que vive en una granja. Su vida es muy tranquila y afortunada para una vaca hasta que descubre que su gran amor, el toro Champion, la engaña con otra vaca de la granja, Susi. Champion es muy atractivo pero con pocas luces y Susi es una vaca un poco ligerita. Además se une a esta desgracia que, por casualidad, Lolle se entera de las intenciones del granjero de vender todo el rebaño a una empresa carnicera porque la granja va de mal en peor desde que le abandonó su esposa. Toda la vida de nuestra heroína se va a la porra, pero no se amilana y, junto a sus dos mejores amigas y un gato vagabundo decide huir de la granja y de su futuro incierto viajando al paraíso de las vacas, al lugar donde las vacas son sagradas e intocables: India.
 
Totalmente disparatada pero cargada de ironía y crítica hacia algunos comportamientos humanos que reflejados en estos animales nos demuestran lo ridículos que resultamos a veces.



"Calle Berlín, 109" de Susana Vallejo.- Empecé a leerla sin tener ni idea de qué iba el argumento de la novela, sin saber su género, sin conocer de nada a su autora, solamente porque me gustó la foto de la portada. Me gustó porque me recordó a “La ventana indiscreta”, una de mis películas favoritas de Alfred Hitchcock y me llevé una agradable sorpresa porque, en pocas páginas, me enganchó. El argumento también me recordó al de la película en la que el protagonista, un fotógrafo herido en un accidente, pasa los días en casa observando a los vecinos de los bloques de enfrente hasta descubrir sus alegrías, sus miserias e, incluso, un misterioso crimen.
 
La historia que nos cuenta la novela empieza cuando Gerard Tauste, un mosso d’esquadra de baja por una herida que recibió en la pierna, decide investigar por su cuenta un inquietante mensaje que le dejó grabado en el contestador su compañero de trabajo Pep antes de ser brutalmente asesinado. En él le hace partícipe de sus sospechas sobre lo que está ocurriendo en el portal nº 109 de la C/ Berlín. Muy pronto Gerard se dará cuenta de que los habitantes del edificio en cuestión guardan oscuros secretos.
 
La novela está estructurada en diferentes capítulos dedicados, cada uno de ellos, a un piso en concreto. En pocas palabras, la autora consigue describir perfectamente a cada uno de los habitantes del lugar. 
 
El bloque consta de seis pisos distribuidos en tres plantas: dos pisos en el entresuelo, dos pisos en la primera planta y otros dos pisos en la segunda planta.
 
En el primer capítulo conocemos al vecino que vive en el entresuelo 1º, Gustavo Adolfo, un sudaméricano que acaba de mudarse, casi no tiene muebles en el piso y su única ocupación es esperar una llamada telefónica.
 
En el entresuelo 2º vive Gabi (¿o no es Gabi?), una joven preciosa vestida siempre a la última y cuya ocupación laboral nadie conoce.
 
En el 1º 1ª viven Encarna y sus dos hijos. Durante su matrimonio sufrió malos tratos y, desde que su marido la abandonó, trabaja muy duro limpiando casas para sacar a sus dos hijos adelante, sin tiempo para sí misma. Sandra, la mayor, es una joven muy guapa que estudia en la universidad y que le gustaría llevar una vida llena de lujo. Álex, el pequeño, gana algún dinero vendiendo porros en el instituto.
 
En el 1º 2ª viven un matrimonio de ancianos formado por Zósimo y Luisa. Luisa no tiene consuelo porque su amado esposo sufre una triste enfermedad que, poco a poco, le está haciendo olvidar todos los recuerdos y la vida que compartieron.
 
En el 2º 1ª vive Emilio, un joven estresado en su trabajo, le tiene pánico a su jefe y, encima, su gran amor le ha dejado,  así que cree que ya no merece la pena vivir. 
 
Y, por último, en el 2º 2ª vive María Eugenia, o vivía, porque María Eugenia lleva varios meses muerta aunque nadie se ha dado cuenta. Su cuerpo permanece sentado en un sillón frente al televisor encendido y su espíritu vaga dando vueltas por todo el edificio. El fantasma de María Eugenia no sabe qué le pasa, ni entiende por qué ninguno de sus vecinos la saluda cuando se los cruza en la escalera, parece que el único que sí la ve es un perro que le ladra constantemente.
 
Viven en el mismo edificio pero apenas se conocen hasta que ocurre un suceso inesperado que les hace unirse y les obliga a empezar a relacionarse y a ayudarse unos a otros.
 
Es una novela muy entretenida, amena y rápida de leer, con todos los ingredientes para atraer nuestra atención desde el primer capítulo. Hay misterios, secretos, romances, humor, sorpresas, fantasmas,... De todo un poco. Y hace pensar o, por lo menos, a mí me hizo pensar. ¿Conozco a mis vecinos? ¿Mis vecinos me conocen? Nos cruzamos en la escalera, nos saludamos, de vez en cuando entablamos una conversación intrascendente y poco más.
 
¿Qué pasaría si observáramos detenidamente a nuestros vecinos y descubriéramos... que no son lo que parecen?