lunes, 14 de marzo de 2016

¡Nos vamos a Qatar!

 
Doha


El pasado mes de noviembre, cuando terminó el Mundial de Motociclismo, parecía que tendrían que pasar siglos hasta que llegara el siguiente. Teníamos un larguísimo invierno por delante que parecía no tener fin; pero, por suerte, ya estamos en marzo, estamos en marcha y... ¡nos vamos a Qatar!
 
Con el Gran Premio de Qatar se dará el pistoletazo de salida de una nueva temporada, esperemos que tan emocionante como la del año pasado. La cosa promete. Nadie ha olvidado todavía la polémica que se armó con lo acontecido en las últimas carreras de MotoGP. Al contrario, parece que hay muchos interesados en que se avive y le echan más leña al fuego. Hace unos meses publiqué una entrada en la que comentaba todos estos hechos.

No me gustó nada de nada toda esa historia. Me decepcionó mucho el comportamiento de Marc Márquez en las últimas carreras. No acabo de entenderlo. ¿Por qué hizo lo que hizo? A poco que entiendas de motos y de carreras te das cuenta de que las últimas carreras no fueron normales. Valentino Rossi se dio cuenta muy pronto y lo hizo público en sucesivas declaraciones a la prensa, tal vez como un toque de atención a lo que se veía venir o tal vez como advertencia. No lo sé. El caso es que todo ocurrió tal y como él lo denunciaba y nadie hizo nada. 

En una de las últimas carreras, concretamente la de Phillip Island en Australia, pudimos ver cómo Márquez se interponía una y otra vez entre Lorenzo y Rossi y Iannone frenando a los dos italianos para que Lorenzo no perdiera la primera posición. De pronto, en la penúltima vuelta, aceleró y superó a Lorenzo sin ningún problema. ¿No es extraño? Si no tuvo velocidad para adelantarle durante la carrera ¿cómo pudo hacerlo sin ningún problema al final? El que entiende de motos sabe que esto no es normal.

Y ¿qué me decís de la última carrera en Valencia? Parecía que Márquez intentaba repetir el patrón ("que nadie adelante a Lorenzo que para eso estoy yo aquí") y con el agravante de la salida en último lugar de Rossi. Creo que su intención era mantener a Lorenzo en primera posición evitando que nadie le adelantara hasta que lo hiciera él mismo en la última vuelta y así ganar la carrera dándole el mundial a Lorenzo. Pero algo salió mal y fue que no contaba con la honestidad de Dani Pedrosa. Éste intentó adelantar a Lorenzo y Márquez respondió con tal agresividad que pudo costarles una caída o una salida de pista a los dos pilotos de Honda.

En mi opinión, Márquez tuvo un comportamiento totalmente antideportivo del que se benefició Lorenzo. Lo podría llegar a entender si el mundial estuviera en juego entre Rossi y él; pero no lo entiendo cuando de lo que se trata es de que lo gane otro que no es ni de su equipo. Aunque creo que aquí, más que el campeón fuera Lorenzo, primó el que Rossi no lo fuera. Tiene su explicación: Rossi ha ganado ya nueve mundiales y, el de 2015, hubiera sido el décimo. Si Márquez quiere superarle en su carrera deportiva ganando tantos mundiales como ya tiene el italiano, uno más supondría una nueva dificultad para igualarle.
 


Losail International Circuit


No es la primera vez que Márquez tiene un comportamiento de este tipo. Cuando, el año pasado, Dani Pedrosa vio que no podía continuar compitiendo por la lesión que tenía en el brazo y decidió retirarse momentáneamente hasta que se encontrara bien, el australiano Casey Stoner (antiguo piloto de Honda y dos veces campeón del mundo) se ofreció al equipo Honda para sustituir a Pedrosa hasta que éste se recuperara y volviera. En principio, al equipo le pareció bien aunque finalmente no llegaron a concretar nada porque Márquez le vetó. No quería a Stoner en el box ni pilotando la Honda, ¿le dio miedo que tuviera mejores resultados que él? Tal vez.

Me da mucha rabia todo esto porque Marc Márquez es español. Y me da rabia porque es un gran piloto y no tiene necesidad de utilizar todas estas argucias para vencer a sus rivales. Y me da rabia porque en esto se equivocó. Y me da rabia porque esta temporada lo va a pasar mal, ¿cómo piensa que el público, mayoritariamente partidario de Valentino Rossi, lo va a recibir en los circuitos? (Escuché una entrevista en la radio en la que Casey Stoner decía literalmente: "... le espera un infierno..."). Y me da rabia porque no me gustan todos estos malos rollos que lo único que hacen es enturbiar el deporte. Aunque, últimamente, el mundo del deporte está tan corrompido (dopajes, amaño de partidos, fraudes económicos, falsas lesiones, chanchullos varios,...) que parecen políticos en lugar de deportistas. 
 
Valentino Rossi se hace mayor, ya tiene 37 años y lleva toda una vida compitiendo. ¿Alguien recuerda haber visto un mundial de motociclismo en el que no estuviera él? Sí, sí, ya sé. Muchos lo recordarán, pero no es mi caso. Para mí, Rossi siempre ha estado ahí. ¿Cuántos años más va a estar dando "guerra"? Supongo que no muchos, un par más tirando largo y tenemos que aprovechar para verle correr porque (aunque a algunos les pese) Rossi es la auténtica leyenda viva del motociclismo, el mejor piloto de la historia, tenemos la suerte de verle en directo y no nos queremos perder ni una sola carrera. Vamos a intentar verle allá donde vaya; porque, como dice un amigo mío: "Hemos visto ganar a España un mundial de fútbol, vemos con nuestros propios ojos jugar a Messi y correr a Rossi ¿qué más podemos pedir? Nadie nos lo tendrá que contar". A ver, yo pienso que "hay muchas más cosas que podemos pedir" ;) pero, en lo que se refiere al mundo del deporte, tiene razón. (Inciso: Por cierto, ¿habéis visto jugar a Messi? Si no es así, corred, no os lo perdáis, independientemente del equipo que seáis, es todo un espectáculo).
 
Y por si fuera poco, este año en Moto2 corre el hermano de Márquez, Àlex, y también Luca Marini, hermanastro de Rossi. Hay quien ya está metiendo caña para ver qué pasa con estos dos y ver si la rivalidad de sus hermanos también les alcanza. Espero que no sea así.
 
En fin, no es de esto de lo que os quería hablar en la entrada de hoy. Os quería hablar de Qatar, de Doha, de su clima, de sus gentes, de cómo es el circuito de Losail, de cómo se vive un campeonato desde dentro, pero me enrollo, me enrollo,...
 
Un último apunte: no perdáis de vista a Maverick Viñales, es un joven piloto que "tiene mucho que decir".



  Cartel del Gran Premio de Qatar
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario