lunes, 16 de enero de 2017

"El método 15/33" de Shannon Kirk



"El cuarto día maquinaba su muerte tumbada allí. Mientras elaboraba mentalmente un listado de recursos, la planificación me proporcionaba consuelo... una madera del suelo suelta, una manta de lana roja, una ventana alta, vigas vistas, el ojo de una cerradura, el estado en que me hallo...
 
Recuerdo lo que pensaba entonces como si lo estuviese reviviendo ahora, como si fuese lo que pienso ahora. Ahí está otra vez, a la puerta, pienso, aunque de eso hace ya diecisiete años. Quizás esos días sean mi presente para siempre, por haber logrado sobrevivir plenamente en la minucia de cada hora y cada segundo de meticulosa estrategia. Durante ese período de tortura indeleble estuve completamente sola. Y debo decir ahora, no sin orgullo, que el resultado que obtuve, mi incuestionable victoria, no fue sino una obra maestra".

Esta novela recibió el premio National Indie Excellence a la mejor novela de suspense del año 2015. Como siempre, reacia a leer novedades que se ensalzan sin merecerlo por pura publicidad, llegué tarde a su lectura; pero llegué, que es lo importante, y ha sido una de las mejores novelas que he leído últimamente.

La autora es Shannon Kirk, una escritora novel cuya primera publicación ha entrado por la puerta grande y no me extraña nada porque, a parte de estar muy bien escrita, es una novela con una trama muy original, apartándose de los temas tan recurrentes de las novelas de este género de hoy en día que hacen que parezcan todas iguales. Lo que más me ha sorprendido ha sido saber que la trama está basada en un hecho real sucedido en Estados Unidos.

Pero antes de pasar a comentar brevemente la historia os dejo con el tráiler publicitario del libro:



Una joven de dieciséis años es secuestrada por un desconocido que la encierra en lo que parece ser un enorme edificio. La protagonista ha sido trasladada a ese lugar con los ojos tapados tras pasar dos largos días viajando en una cochambrosa furgoneta. No sabe dónde está ni lo que su secuestrador quiere de ella, pero lo que tiene muy claro es la decisión que ha tomado de acabar con él de la forma más cruel y dolorosa posible, a pesar de la complicada circunstancia en la que se encuentra: está embarazada de siete meses.

Para desgracia del "pobre" secuestrador esta vez se ha equivocado de víctima y ese error le va a costar muy caro. La joven no es una chica normal y corriente, es lo que muchos considerarían una sociópata o una psicópata y se lo hará pasar muy pero que muy mal.

La protagonista, de la que no conoceremos su nombre hasta bien avanzada la novela, tiene la extraña habilidad de apagar sus emociones. No quiere decir que no sienta dolor, miedo, angustia o amor; al contrario, sí que experimenta todo tipo de emociones pero hay algo especial en su mente que es capaz de controlar un determinado sentimiento y anularlo o apagarlo como si utilizara un interruptor, tal y como ella misma nos cuenta en su relato. Su mente es extremadamente analítica y, donde nosotros vemos una habitación casi vacía, ella puede ver: un colchón, un plástico, una madera del suelo que cruje, un mariposa en el cristal,... Todos estos elementos en su cabeza adquieren un rol que solo ella domina y que le servirán para amargar la vida de los que la rodean; en este caso, de su violento secuestrador.

Hay otro personaje que me gustaría destacar brevemente: Roger Liu, el agente especial del FBI encargado de la investigación de la desaparición de la chica (¿o no?). Obsesionado con el secuestro que vivió su hermano cuando ambos eran pequeños y que él mismo se encargó de resolver, se promete a sí mismo no descansar hasta resolver todo el embrollo y castigar al secuestrador (hasta el fin de sus días).

La novela es de muy ágil lectura al ir intercalando episodios narrados por dos personajes diferentes: la chica secuestrada y el agente Liu. Este planteamiento nos permite conocer el avance de la historia desde dos puntos de vista distintos.

No quiero acabar este breve comentario sin hacer referencia a una canción con la que la autora empieza uno de los capítulos. Se trata de "Walking on air" de Kerli. Os dejo con el vídeo. 
 
 

 
"Creían que ella era la víctima.
Pero son ellos quienes están en peligro".
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario